Sesión creativa en Murcia

Para la sesión creativa del 18 de Mayo, en el centro de agroecología de medio ambiente de Murcia  fueron convocados más de 40 centros educativos, pero tuvimos solo representación de 5 centros, 4 de ellos centros escolares, de los cuales 3 cuentan con huerto en su colegio, y el otro centro espera ponerlo en marcha próximamente.

También contamos con la asistencia del centro Huerto Pío, un centro de educación ambiental que asesora y da formación en colegios a profesores y en su centro a niños y a profesores. 
La charla/debate fue moderada por Jose María Egea, colaborador del centro de agroecología y profesor de botánica en la universidad de Murcia, tiene una larga y amplia experiencia en la puesta en marcha de huertos escolares en la región de Murcia.
La sesión fue enriquecedora a pesar de que la participación de centros fue baja,  entendemos  la dificultad de disponer de tiempo en estas fechas, final de curso,  para los profesores, sobre todo si  implica un desplazam iento en coche a un pueblo.
La sesión comenzó con una breve presentación del proyecto Gardens to Grow y seguidamente mostramos los resultados obtenidos en la primera fase del proyecto, un breve análisis de los datos obtenidos en las encuestas llevadas a cabo a los centros y los colegios que han participado, y esto nos sirvió como punto de apoyo para comenzar el debate acerca de las experiencias de otros centros que ya cuentan con sus huertos.

Durante el debate hablaron acerca de las dificultades de tener un huerto en el colegio:

  • No hay una formación específica para el personal docente.
  • La gran mayoría de profesores no tiene conocimientos sobre horticultura.
  • En Murcia existe un curso anual para profesores de iniciación a la horticultura, pero no todos lo hacen y cuando hay problemas durante el año en el huerto no es fácil tener ayuda.
  • No existe una red de centros con huertos, falta un intercambio de experiencias, y sería un gran apoyo para ayudar en ciertos aspectos cuando surge algún problema, relacionado sobre todo al huerto, pero también en aspectos como financiación e incluso a la hora de establecer dinámicas o juegos con los niños que podrían servir de inspiración de unos centros a otros.
  • Es necesario el apoyo por parte de los padres, conseguir una implicación más allá del colegio.
  • La financiación.

También se habló de los primeros pasos a seguir según sus experiencias y que son fundamentales a la hora de la implementación de un huerto infantil:

  • Implicación y movilización.

La implicación real por parte del centro es el punto más importante, esto quiere decir que es necesario identificar y saber quienes van a ser las personas encargadas de los cuidados necesarios del huerto.

 Por otro lado, y sobre todo si el centro tiene recursos limitados  económicos o de disponibilidad de tiempo también sería necesario contactar  e intentar implicar a los grupos de padres para que estos puedan aportar de alguna manera, ya sea económicamente o con su trabajo y apoyo. Otro apoyo al que los colegios pueden intentar acudir es a vecinos o personas mayores, contrubuyendo además de esta manera a una aplicación de los conocimientos en la vida real.Ver la manera de organizar las tareas del huerto, establecer unos calendarios, y coordinar a los profesores y grupos del centro para que trabajen bien en el espacio.

Pudimos también sacar algunas conclusiones y propuestas, como:

  • Crear un “Blog” o “grupo de Facebook” para conseguir una mayor  visibilización por un lado, en las casas por los padres y demás para llevarlo también a la vida
  • Ver la posibilidad de realizar mercadillos donde los niños puedan vender directamente sus plantas o los productos que habían cultivado, esto además de tener unos beneficios económicos extra, tiene una implicación directa con el área de las matemáticas, lo cual les puede servir para aprender de una manera activa y real y además les puede servir de experiencia de cómo el huerto puede convertirse en una manera de vida y trabajo real.

Hablamos además de las competencias que se trabajan en el huerto como la psicomotricidad, matemáticas, colores y expresión artística,y de la importancia de que los niños vean el proceso completo del vegetal.  Se contó la experiencia de un un colegio en el que plantaron  trigo en Septiembre hasta acabar  moliéndolo a final de curso y hacer pan con el, de esta manera acabaron viendo esa finalidad directa, que es comer lo que cultivan, y lo que conlleva, a saber, a saber, generar hábitos de consumo sanos porque comen lo que cultivan.

Otros aspectos positivos que los centros con huertos señalaron en la reunión fueron:

  • La importancia de trabajar con los sentidos, se dieron ejemplos de prácticas con niños a través de las experiencias sensoriales, como fichas de productos donde tienen que poner el sabor que tiene una verdura, el tacto, etc, lo que les hace a los niños probar cosas jugando que de otra manera igual no harían.
  • Pueden escuchar los sonidos de los pájaros.
  • Trabajar con el compost es muy interesante porque se empieza a trabajar desde el reciclaje. La importancia de los bichos descomponedores.